Significado de la Imagen de la Justicia

 

La Justicia es ante todo una creación humana para la regulación

de comportamientos que desde la antigüedad.

LA MUJER. Aparece representada por símbolos y alegorías adoptando su representación en sus diversos nombres- Astrea, Diké,

Temis, Iustitia-, la figura de una mujer impasible, a veces con

los ojos vendados, portadora de una balanza en una de sus

manos que venía a significar la imparcialidad y la equidad como

principios.

LA VENDA. Siendo esta imagen la más reconocida, no siempre se repite del mismo modo. A

veces la venda que debe cubrir los ojos, como

imagen de garantía de imparcialidad, no está

en su lugar, indicando que la Justicia no es tan

ciega como se la supone y la balanza que lleva

en la mano derecha no está en posición de equidad sino cargada a uno de los lados.

LA BALANZA. La balanza que se representa en

la mayor parte de las imágenes es la balanza

griega de dos platillos y no la romana, que tiene

uno solo y una pesa invariable que se desplaza

sobre un eje horizontal. Eso se explica porque

se trata de establecer una equivalencia entre dos

objetos y a veces se representa una balanza injusta en la que uno de los platillos está inclinado.

La imagen de la justicia como instrumento

de cálculo sugiere la búsqueda de un resultado

cierto, justo en el sentido de exacto.

La balanza cumple con una función alegó-

rica de referirse al acto de juzgar, cortar, separar, dividir, poner

punto final al conflicto. A propósito de una escultura alegórica

sobre la justicia en una fuente de Francfurt, Victor Hugo dirá:

“una justicia que tiene una balanza en la mano izquierda y una

espada en la mano derecha es una injusticia”.

LA ESPADA. La espada, según Gustav Radbruch, es un atributo

colocado por los griegos a Temis y a Diké, que más tarde los romanos dieron a su Aequitas el atributo de la balanza y a los que

posteriormente, en la temprana Edad Media, se unen los símbolos de la balanza y la espada

La espada, otro de los símbolos de la Justicia, en ocasiones

se encuentra invertida, apoyada sobre el hombro más que en

actitud defensiva y estas alteraciones simbólicas de la Justicia

suelen ser creaciones artificiales siempre intencionadas. En

ocasiones la Justicia está sobre un león para señalar que debe

ser acompañada de la fuerza.

En las representaciones pictóricas de Giotto, la injusticia lleva

en la mano izquierda una espada, pero en la Italia del Norte, la espada pasará de la mano izquierda

de la injusticia a la mano derecha de la justicia, y

mantendrá en su mano izquierda la balanza.

Tampoco tiene mirada la justicia. Se

la suele representar con los ojos vendados. El velo

de Justicia interpreta la venda como significando

que el juez no necesita, ni debe saber, ni verlo todo

del justiciable, sino que ha de limitar su juicio al

hecho y sólo al hecho concreto.

Imagen y símbolo de la Justicia es también el

“Ojo de la Ley”, un ojo que todo lo ve, todo lo controla y todo lo vigila asegurando la vida tranquila

de los ciudadanos, es la ley sinónimo del Estado

de combatir contra el mal y la criminalidad.

Esta metáfora, explicada recientemente por

Michael Stolleis, recuerda que es el ojo que todo

lo ve el mismo que contempla la evolución del

orden jurídico, símbolo que también nos reconduce al ojo de Dios de la Biblia -la figura de un

gran ojo o dentro de un triángulo- como elemento metafórico y ontológico que simboliza la sabiduría.

El Ojo de la Justicia personifica en ésta un papel análogo al

de Dios, lo que puede considerarse como una primera manifestación de la secularización de la Justicia. Es el rey o el príncipe el

que encarna el supremo poder de juzgar, inicialmente atribuido

a Dios, la supremacía de la Justicia, trasformándose en el rey justiciero. La justicia abandona los ropajes teológicos y se convierte

en el máximo atributo del monarca para pasar luego a ser el poder,

la voluntad de la ley y, por último, la soberanía popular en cuyo

nombre se ejerce el poder y la Justicia

Tampoco tiene mirada la justicia. Se

la suele representar con los ojos vendados. El velo

de Justicia interpreta la venda como significando

que el juez no necesita, ni debe saber, ni verlo todo

del justiciable, sino que ha de limitar su juicio al

hecho y sólo al hecho concreto.

Imagen y símbolo de la Justicia es también el

“Ojo de la Ley”, un ojo que todo lo ve, todo lo controla y todo lo vigila asegurando la vida tranquila

de los ciudadanos, es la ley sinónimo del Estado

de combatir contra el mal y la criminalidad.

Esta metáfora, explicada recientemente por

Michael Stolleis, recuerda que es el ojo que todo

lo ve el mismo que contempla la evolución del

orden jurídico, símbolo que también nos reconduce al ojo de Dios de la Biblia -la figura de un

gran ojo o dentro de un triángulo- como elemento metafórico y ontológico que simboliza la sabiduría.

El Ojo de la Justicia personifica en ésta un papel análogo al

de Dios, lo que puede considerarse como una primera manifestación de la secularización de la Justicia. Es el rey o el príncipe el

que encarna el supremo poder de juzgar, inicialmente atribuido

a Dios, la supremacía de la Justicia, trasformándose en el rey justiciero. La justicia abandona los ropajes teológicos y se convierte

en el máximo atributo del monarca para pasar luego a ser el poder,

la voluntad de la ley y, por último, la soberanía popular en cuyo

nombre se ejerce el poder y la Justicia

90 comentarios para “Significado de la Imagen de la Justicia”

Deja un comentario

Categorías
Archivo